VIVIR EN LIBERTAD ES PARTE DE LA HERENCIA ESPIRITUAL QUE HEMOS RECIBIDO EN JESUCRISTO.

Por. Vielka Sempris

Introducción.

“Y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.” Con estas palabras de Jesucristo en mente quisiera compartir lo que él ha puesto en mi corazón para nosotros. La claridad con la que el maestro instruyo a sus seguidores es evidente en este contexto, porque al hacer alusión a la libertad se estaba dirigiendo a gente que le conocía, del cual ya el no era un extraño, Juan 8: 31-33 Jesús tenía una percepción diferente de lo que significaba la libertad, porque no solo tenía que ver con la realidad externa, sino con el interior, para El nada pasaba desapercibido, ni los  motivos por el cual era seguido por la multitud. Aquellos que intelectualmente fueron cautivados por sus enseñanzas, también lo tenía que ser emocional y con su voluntad. No solo es saber acerca de la libertad, es vivirla. Es Nuestro gran desafió como cristianos de la llamada “Pos modernidad “.

A.   El viejo hombre no sabe lidiar con la libertad.

  1. Se trata de nuestra vieja naturaleza, la carne que se encuentra afectada por el pecado, buscando satisfacer todos los deseos, instintos, pasiones etc. Egoísta tiende hacia el pecado y es contrario a  la naturaleza de Dios. Romanos 6:6
  2. De ahí la exhortación del apóstol de considerarnos muertos al pecado Romanos 6: 11 es la única manera de vivir en libertad, Los muertos ya no cuestionan, no toman decisiones, están muertos.
  3. Al estar muerto al pecado este ya no forma parte de nuestro estilo de vida, ni tiene la capacidad de reinar en nuestro cuerpo. Romanos 6: 12
  4. La consecuencia directa es que podemos escoger cada día entregarnos a Jesucristo, y esto es libertad Romanos 6: 13  tomar nuestras propias decisión que la justicia de Jesucristo se manifieste plenamente en  mi vida, esta es la motivación perfecta, es la diferencia de estar bajo la ley y de andar en la gracia. Romanos 6: 14 

B.  Debemos ejercitarnos en vivir en libertad.

  1. Es parte de la herencia espiritual que recibimos con Jesucristo, Romanos 6: 15-17
  2. Ya no tenemos porque obedecer a nuestra naturaleza pecaminosa, necesitamos hacérselo saber cada día (es lo que hacía Pablo “Ya no vivo yo sino Cristo en Mi”).
  3. Que todo nuestro ser en base a esta realidad responda cada vez más Romanos 6: 19.
  4. El ejercicio de la libertad nos llevara a ser más consientes de ella. A escoger a quien agradar, como todo necesitara de nuestro esfuerzo, actos deliberados donde ponemos por delante el querer agradar a Dios que a nosotros mismos; Tiene que ver con la madurez. La palabra adolescencia, viene de adolecer o sea falta de, en este caso el ejercitarnos en la libertad nos llevara a pasar de esta etapa, no es fácil. Pero hay promesa. Romanos 6:22-23.

 C.  Consecuencias de vivir la libertad en Cristo.

 1 La santificación, Romanos 6:22, Hebreos 10:10 En la Biblia esta palabra tiene dos sentidos, el primero se refiere al acto de gracia mediante el creyente es separado del mundo y de sus propias motivaciones egoístas en el momento de la conversión, para convertirse en posesión de Dios. En este sentido ya lo hemos sido delante de Dios (en el momento de nuestro nacimiento espiritual).

El otro sentido tiene  que ver con el proceso de crecimiento espiritual mediante el cual en el creyente van muriendo cada vez mas el egoísmo y el pecado, de manera que vive mas para Cristo, es progresiva y se seguirá dando hasta el termino de nuestra vida terrenal.  Tiene que ver con nuestro carácter y conducta, la meta final es ser conformados a Jesucristo  Romanos  8: 29.

 2. Guardaremos la ley de Dios y andaremos en sus mandatos. Salmo 119: 44-45 y esto es la verdadera libertad.

3.Estaremos firmes Gálatas 5: 1; 1 de Pedro 2: 16 disfrutando de ser sus siervos.

       “Nadie me moleste porque yo llevo en mi cuerpo las marcas de Cristo”

 

 Conclusión.

 Vivamos disfrutando de nuestra herencia espiritual, la autoridad y poder de Jesucristo siguen estando a nuestro alcance hoy.  No dudemos de echar mano de estos, recordemos que no hemos nacido de nuevo para vivir en esclavitud, podemos decirle no al pecado cada día, no aquellos que quieren enredarnos  no importa el disfraz que tengan, religiosidad, indiferencia, frivolidad. Somos libres y por esto escogemos someternos a Él.

 

 

 

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.