Proveyendo paternidad responsablemente

Pastor José Calame
Pastor José Calame

Mt.1.18-25.

Introducción

Es vital que hoy mostremos a otros el amor de Dios-Padre.

Escenario. El evangelista inicia su relato inspirado, hablando de los antecedentes o la genealogía de Jesús.  Desde Abraham, hasta su nacimiento o encarnación, hay tres grupos de catorce generaciones cada uno, Mt.1.17. Al mirar con algo de detalle la lista, dos elementos me llaman la atención; por un lado, se menciona en primera instancia al padre del siguiente nombre del varón  listado y segundo, en la lista hay nombres, que de seguro si fuera alguno de nosotros, no nos gustaría tener como antecesores, p.ej. Roboam, Acaz, Amón y otros, que fueron muy malos líderes en Israel llevando a la nación a un desastre completo, nos da pie para imaginar cómo estarían sus familias.

Tenemos toda una herencia religiosa y cultural, de aproximadamente 1,260 años, sobre la vida de José, el padre del Mesías, quien fue escogido para proveer paternidad al Hijo de Dios hecho carne. ¡Vaya responsabilidad!

La paternidad es una responsabilidad celestial. Un dicho popular expresa “padre no es el que engendra, sino el que cría” y partiendo de esa frase hablemos sobre la paternidad responsable, así que a continuación les dejo 6 características para asumir este rol de la mejor forma:

  • Concepción responsable:

La primera y más importante característica de una paternidad responsable es el momento de la concepción, es decir, cuando una mujer queda en embarazo producto de una relación sexual.

Desde el principio, Dios le dice a José, yo soy el responsable del embarazo de María. Esa palabra fue necesaria, ya que José, tenía miedo en recibir a la mujer que amaba, pero tal vez, lo había traicionado, Mt.1.20.

  • Desde el útero materno:

Se tiene la creencia de que la paternidad responsable se ejerce desde el nacimiento, lo cual no es cierto. Un padre debe asumir esta función desde el momento que se entera del embarazo, muchos se preguntaran “¿cómo lo hago?”, hablar al bebé, ponerle música, ir al curso psicoprofiláctico (con la futura madre) entre otras actividades para crear desde el útero materno un vínculo afectivo que se fortalecerá conforme se acerque el nacimiento.

Notemos el proceso de José; estaba cavilando cómo enfrentar el asunto, ya que no quería dañar a María, Mt.1.17-20. ¿Cómo enfrentar la paternidad de que no era el responsable biológico?

  • Recurso material vs emocional.

Se tiene la idea errónea que cuando se es padre debe contar solamente con los recursos materiales para afrontarlo, es cierto en parte, pero también debe brindar recursos emocionales (atención, amor, protección, respeto, etc.) y además, cosas como un techo, educación y suplir necesidades básicas (salud, alimentación, etc.). Es de suma importancia decir en este momento, que debemos como padres, proveer seguridad a los hijos. Este elemento indispensable para el saludable desenvolvimiento familiar, José lo tuvo en cuenta, Mt.2.13.

  • Programa tu mente, emociones, espíritu y conducta.

Así como un deportista de alto rendimiento se prepara durante años para competir, un hombre que desee asumir una paternidad responsable debe programar sus pensamientos, emociones y conductas para modificar los aspectos necesarios de su estilo de vida (evitar consumo de sustancias nocivas, hacer ejercicio, etc.) de forma que se vaya ajustando a las exigencias que implica criar un hijo (a).

  • Llegar a acuerdos.

La crianza es algo de dos donde padre y madre cumplen un papel muy importante, por tal motivo deben hablar sobre las responsabilidades y cómo las distribuirán, de forma que haya organización, trabajo en equipo y compromiso.

  • Solicita apoyo, no estás solo.

Como todo en la vida es normal que aun teniendo en cuenta los apartados anteriores se tengan miedos, inseguridades y esto nuble un adecuado actuar. Por esta razón si eres padre o vas a serlo próximamente pide asesoría a hombres maduros en la fe, de buen testimonio en esta nueva etapa.

Accionando. Luego que José despierta del sueño en donde el Señor le habla, acciona tomando por cierto la palabra, Mt.1.24. Entendió el propósito por lo cual ese niño venía al mundo y lo relevante de su propio rol…sería el papá del Mesías; con el fin de cuidar, amar, soportar, guiar, animar, perdonar, aconsejar y otros muchos otros elementos más que los padres asumimos y dispensamos a los hijos por medio de la paternidad, de hecho, le enseñó su profesión.

Como congregación local por casi 43 años, hemos asumido el rol de proveer padres, tíos, tías a niños/as, adolescentes, jóvenes, hombres y mujeres, que han encontrado en medio de la familia de la iglesia local, esa figura que han necesitado en un punto de su desarrollo personal. Hombres y mujeres de toda edad que lo más importante que hemos podido entregar, es amor… el amor de Dios.

Siendo que Dios es un Dios de propósitos, cada uno de los grupos mencionados que están siendo parte de la comunidad local, tienen propósitos divinos; por lo tanto, abramos el corazón y los brazos, para recibir a los pequeños y ayunarles por medio del modelaje, cómo se sirve al Dios de los cielos.

La razón del accionar lo hemos visto primero en Dios mismos, el vino a darse a sí mismo y revelarse por medio de Jesús su Único Hijo. De hecho, mientras estuvo caminando las polvorientas rutas de Palestina, enseñó a sus oyentes, en particular a sus discípulos, acercarse a Dios-Padre, como un hijo lo hace con su propio papá, Mt.6.6; 9; 7.11; 11.13. Es muy probable que algunos de ustedes no tuvieron la figura de un papá, que ejemplificara el carácter de Dios, pero Dios quiere revelarse a nuestras vidas como es…un Padre bueno.

Cierro, invitándoles a volver juntos al pesebre de Belén, Jesús recién nacido, seguramente llorando por el trauma del parto, María entre dolores por el  esfuerzo luego de haber dado a luz y José, terminando de limpiar sus manos de luego de haber asumido funciones de partero, secando las lágrimas y el sudor de su esposa, dando cubertura a su nueva familia con su mirada dirigida a los cielos y apenas con el movimiento de sus labios dice…gracias Padre del cielo!!!

Conclusión. ¿Permitirás que Dios te abrace hoy como un buen Padre? ¿Abrazarás a otros como un papá/mamá? Oremos

“Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres; sabiendo que del Señor recibiréis la recompensa de la herencia, porque a Cristo el Señor servís.”

Compartir

× Oración y/o Consejería Available from 08:00 to 23:00