Provisión Sobrenatural

Jonathan Samudio

“Sino acuérdate de Jehová tu Dios, porque él te da el poder para hacer las riquezas, a fin de confirmar su pacto que juro a tus padres, como en este día”

Recordemos que el libro de Deuteronomio escrito por Moisés tiene el propósito de hacer un llamado a Israel para que recuerde quién es Dios y lo que ha hecho. Las lecciones de este libro son muy claras:

debido a lo que Dios ha hecho, Israel debía tener esperanza y seguirlo,
debido a lo que El esperaba, ellos debían escuchar y obedecer y
debido a quién era El debian amarlo plenamente.

Aprender estas lecciones los prepararía para tomar posesión de la tierra prometida.

PROVISIÓN SOBRENATURAL DE DIOS
Peregrinación por el desierto
Deuteronomio 2:1-7

1 »Después nos fuimos al desierto por el camino del Mar Rojo, tal como el Señor me lo había ordenado, y pasamos mucho tiempo caminando alrededor de las montañas de Seír. 

2 Entonces el Señor me dijo: 

3 “Ya llevan demasiado tiempo rodeando estas montañas; váyanse ahora hacia el norte. 

4 Dale esta orden al pueblo: Ustedes van a pasar por el territorio de los descendientes de Esaú, que viven en Seír y son parientes de ustedes. Ellos tienen miedo de ustedes; sin embargo, tengan mucho cuidado 

5 y no los ataquen, pues yo no les daré a ustedes ni una sola parte de ese país, porque las montañas de Seír son propiedad de los descendientes de Esaú. Yo se las di a ellos. 

6 Ustedes les pedirán que les vendan los alimentos que necesiten, y pagarán por ellos y aun por el agua que beban.” 

7  El Señor y Dios de ustedes los ha bendecido en todo lo que han hecho; durante estos cuarenta años ha estado con ustedes y los ha cuidado en su marcha por este inmenso desierto, sin que nada les haya faltado.

Antes de adentrarnos a este pasaje recordemos que Israel venía de haber tenido una derrota ante los amorreos la cual fue producto su rebeldía al mandato de Dios quien les había indicado que no subieran porque él no estaba con ellos. Pese a esta advertencia el pueblo de Israel fue altivo subió al monte y fueron derrotados.

Vamos a ir desarrollando los primeros versículos de este capítulo 2 de Deuteronomio,  y en este vemos como Dios le dió instrucciones claras a través de Moises al pueblo de Israel y les motivó a moverse porque tenían demasiado tiempo rodeando las montañas de Seir.  Cabe destacar en este punto que el corazón de los israelitas estaba muy golpeado por las diferentes circunstancias que habían estado atravesando en el desierto, ellos estaban tristes, desanimados, decepcionados y hasta renegaban de Dios y de Moises y se atrevían incluso a decir que estaban mejor en Egipto.

No me cabe duda que Dios hoy está hablando e invitando a su iglesia, nos esta hablando e invitando a sus hijos a que dejemos de estar dando vueltas o ignorando sus instrucciones, ignorando el llamado que nos ha hecho a servirle, el llamado que nos ha hecho de avanzar hacia lo nuevo que tiene para nosotros, El desea que abracemos su perfecta voluntad para nuestras vidas.

El pueblo de Israél, así como a muchos de nosotros, se quedó en la zona más cómoda, ellos se quedaron mucho tiempo en el mismo lugar y no avanzaban, y muchos de nosotros estamos en esa misma condición hoy, estáticos, estancados, sumeregidos en la misma rutina, no crecemos espiritualmente, apaticos, no asumimos nuevos desafios, estamos aferrandos a cosas que ya Dios nos ha mandando a soltar y dejar atrás. Y solo ustedes y yo sabemos en que aspectos de nuestras vidas hoy necesitamos confiar en Dios y avanzar.

Cuándo a los israelitas Dios les mandó a pasar por Edom, Dios les advirtió qué tuvieran cuidado de los Edomitas ya que se sentirian amenazados. Los israelitas eran reconocidos como guerreros y los hijos de Esaú tendrían razones para estar nerviosos de qué una gran multitud pasara a través de su tierra. Dios advirtió a los israelitas que no dieran pie a una guerra si no que respetaran el territorio de los Edomitas ya que El se los había dado por heredad.

Edom no deja pasar a Israel

14 Desde Cadés, Moisés envió unos mensajeros al rey de Edom, a decirle: «Tus hermanos israelitas te mandan decir: “Tú bien sabes las dificultades por las que hemos pasado. 15 Nuestros antepasados se fueron a Egipto y vivieron allá mucho tiempo, pero los egipcios nos maltrataron a nosotros, igual que a nuestros antepasados; 16 entonces pedimos ayuda al Señor, y él escuchó nuestros gritos y envió un ángel y nos sacó de Egipto. Y aquí estamos ahora, en la ciudad de Cadés, en la frontera de tu país. 17 Te pedimos que nos dejes pasar por tu territorio. No pasaremos por los campos sembrados ni por los viñedos, ni beberemos agua de tus pozos. Iremos por el camino real, y no nos apartaremos de él hasta que hayamos cruzado tu territorio.”»

18 Pero el rey de Edom les respondió:

—¡No pasen por mi territorio, pues de lo contrario saldré a su encuentro con mi ejército!

19 Los israelitas le explicaron:

—Seguiremos el camino principal, y si nosotros o nuestro ganado llegamos a beber agua de tus pozos, te la pagaremos. Lo único que queremos es pasar a pie por tu territorio.

20 Pero el rey de Edom les contestó:

—¡Pues no pasarán!

Y salió al encuentro de los israelitas con un ejército fuerte y bien armado, 21 empeñado en no dejarlos pasar por su territorio. Entonces los israelitas buscaron otro camino.

En muchas ocasiones nosotros hemos obedecido alguna instrucción dada por Dios Y nos hemos encontrado con un panorama inesperado como lo ocurrió al pueblo de Israel. Ahora ustedes se preguntaran porqué Dios daría una instrucción y al final no permitió que el pueblo atravesara por este territorio.

¿Se ha visto usted en una situación similar?

 Personalmente mi esposa y yo lo hemos experimentado en varias ocasiones.  Dios nos dado una instrucción, la hemos obedecido al pie de la letra y nos hemos encontrado con algunos muros o desenlases inesperados. Y Hoy quiero afirmarles que Dios permite todas estas cosas con el unico proposito de probar nuestra obediencia y formar nuestro carácter a través de las circunstancias.

Testimonio de Provisión Sobrenatural y leer versiculo 7

Deuteronomio 29: 5

Durante cuarenta años yo los he guiado por el desierto, y en ese tiempo no se les ha gastado la ropa ni el calzado.

Filipenses 4: 19-20

Por lo tanto, mi Dios les dará a ustedes todo lo que les falte, conforme a las gloriosas riquezas que tiene en Cristo Jesús. ¡Gloria para siempre a nuestro Dios y Padre! Amén.

Salmo 34:10

Los leoncillos se debilitan y tienen hambre,

pero a los que buscan al Señor nada les falta.

Hebreos 13:5

Manténganse libres del amor al dinero y conténtense con lo que tienen, porque Dios ha dicho: «Nunca los dejaré; jamás los abandonaré».

Conclusión

Tenemos un Dios que así como al pueblo de Israel lo sostuvo en el desierto de día y de noche durante los 40 años antes de llegar a la tierra prometida, asi mismo nos ha sostenido y nos seguirá sosteniendo sobrenaturalmente todos los dias de nuestra vida, no olvidemos que Jesús prometió estár con nosotros todos los días de nuestra vida,

Compartir

× Oración y/o Consejería Available from 08:00 to 23:00