Nuestro objetivo como Ministerio es trabajar por matrimonios firmes obedientes al señor, velar por la unión del matrimonio y orar por familias sanas dispuestas a ser testimonio para alcanzar a otros para Cristo afirmando sus cimientos sobre la base de su poder y su amor, fortaleciendo los lazos de la relación matrimonial de parejas cristianas e inconversas.
Un propósito fundamental del matrimonio es, el compañerismo, apoyo y consuelo, que los esposos deben tributarse el uno al otro, mientras vivan los dos, es inspirar la alegría y el amor mutuo, en la pareja, su familia y sus prójimos.
¡Vivamos nuestros matrimonios conforme a la palabra de Dios, y gozaremos de familias fuertes!