TOCANDO A OTROS CON LA COMPASIÓN DE JESÚS

 

Por: José Calame, Pastor

Lucas 24:45-48

Introducción

Mostrar compasión por el mundo perdido es importante hoy.

La Visión de Lucas. Toda la palabra es inspirada por Dios, en el caso particular del Evangelio de Lucas, el autor, se toma el trabajo de investigar el movimiento cristiano desde sus orígenes con Jesús de Nazaret, hasta su transformación en una comunidad universal que trasciende los límites del judaísmo abarcando a los judíos y gentiles por igual, lo cual demuestra en el libro de los Hechos. El evangelista Lucas, presenta a Jesús, no como un mero Mesías judío, sino como el Salvador del mundo.

Presenta a Jesús como el Salvador de todo tipo de personas, Lucas, incluye escenas del ministerio de Jesús que no aparece en los otros Evangelios: el relato del fariseo y la mujer pecadora (Lc.7:36-50); las parábolas de la oveja y la moneda perdida, el hijo pródigo (Lc.15:1-32); la parábola del fariseo y el colector de impuestos (Lc.18:9-14); la historia de Zaqueo (Lc.19:1-10) y el perdón del ladrón en la cruz (Lc.23:39-43). Es por lo anteriormente expuesto que un verso clave en este evangelio se encuentra en Lucas 19:10, el cual afirma, que Jesús “vino a buscar y a salvar lo que se había perdido”. Para Jesús, los perdidos son de una alta prioridad. Rápidamente, podemos darnos cuenta que los perdidos son aquellos que no saben que hay un Dios bueno que los busca para sanarlos, perdonarlos y salvarlos. Esta es la visión de un mundo sin Dios…perdidos o pecadores.

Entendiendo las Escrituras. Anteriormente, los discípulos habían sido incapaces de comprender las enseñanzas de la Escritura sobre la crucifixión y resurrección de Jesús. Recordemos que, anticipando el tiempo, el Maestro dijo, en una de esas ocasiones a sus discípulos, que era necesario ir a Jerusalén pero allí sufriría mucho de los ancianos, de los principales sacerdotes y escribas…(Mt.16:21-23). Luego, tuvo que reprender fuertemente a Pedro, porque se prestó para ser instrumento de Satanás, queriendo  disuadirlo de hacer la voluntad de Dios. Al momento de Su resurrección, aparece a sus discípulos con pruebas indiscutibles e interpreta aquellas enseñanzas a la luz de los acontecimientos  que estaban viviendo, que prueban su consumación. ¡Cómo les costó a esos discípulos creer que el Maestro, había resucitado! Evidentemente, la Palabra se hace real cuando se experimenta de manera personal.

Para Lucas, Cristo, el Hijo del Hombre, título que Jesús mismo aceptó, muestra un equilibrio entre Su humanidad y Su divinidad. La belleza y la singularidad de Su carácter, tanto divino como humano, atrae al hombre pecador al Dios Santo. En Su vida de perfección y santidad, Jesús refleja compasión por la humanidad sufriente y manchada con el pecado, quebrantada, enferma, maltratada y adolorida. Enseñó a sus discípulos a hacer lo mismo que Él hacía. Sanar a los enfermos, alimentar a los hambrientos, dar vista a los ciegos y liberar a los oprimidos por el diablo. El vino a deshacer las obras del diablo (1Jn.3:8b); siendo que el enemigo de nuestras almas, ha venido, para matar, hurtar y destruir, Jesús vino para darnos vida y en abundancia, (Jn.10:10).

Nuestro cumplimiento de la Gran Comisión, requiere de compasión y de profundo interés humano, no importa donde ese ser humano se encuentre. Para Lucas y para nosotros, Jesús es siempre accesible y sensible a las necesidades. No significa que accedió y resolvió todas las necesidades y circunstancias de las personas de Su tiempo; pero siempre estuvo abierto de conectarse con aquellos que lo buscaron de manera sincera y mostró el camino a seguir. Jesús fue muy compasivo durante su ministerio terrenal, empatizó con aquellos que se acercaron con sinceridad. Se espera que nosotros actuemos de la misma manera, sin tomar en cuenta barreras geográficas, culturales, éticas, raciales, políticas o económicas. La compasión nos lleva a movernos, a actuar porque nos hacemos sensibles ante la necesidad del otro.

Conclusión.

¿Mostraremos a otros la compasión de Jesús?

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.