MENSAJE DE NAVIDAD

 

La Navidad…

José Calame, Pastor

Al llegar esta época del año que por asuntos de tiempo y espacio que no abordaremos hoy, celebramos en el mundo occidental, el nacimiento del Mesías. Aunque en el mundo globalizado que nos ha tocado vivir, cada vez más en otras latitudes lo celebran en mayor o menor grado.
De hecho, la expresión navidad, deriva del vocablo, natividad; que quiere decir nacimiento. Cuando pensamos en nacimiento, seguramente viene a nuestra mente un sinnúmero de ideas, pero seguramente la más prevalente será: nueva vida.
Con la llegada del Salvador, también trae una nueva esperanza y un gran y fuerte abrazo de parte del Dios que cantó por medio del coro que anunció ¡Gloria a Dios en las alturas, y en la tierra paz, buena voluntad para con los hombres!

Es simplemente increíble que el Dios del Universo, tan grande en poder y majestad, haya tomado la decisión de hacerse hombre, dejando Su gloria, para entrar en contacto con nosotros, contigo y conmigo. Eso en términos de gerencia y emprendimiento, es “pensar fuera de la caja”. Haciendo algo diferente, tendría resultados diferentes, con el fin de cumplir Sus propósitos. En otras palabras, nadie puede ganarle a Dios al momento de innovar; Él sabe a dónde desea llegar.
Lo que significa entonces que Dios, está llevando a cabo un plan que completará exitosamente hasta el final.

La primera Navidad de acuerdo al relato bíblico, no se parece en nada, a lo que vivimos hoy. Aunque por razones diferentes al igual que hoy, la gente iba y venía. Las calles, callejones y caminos de la pequeña Belén, estaban abarrotados de gentes, buscando un lugar donde pasar los días que tomaría el censo. En medio de ese caos, cuando nadie lo esperaba, Dios interviene propiciando el nacimiento de Jesús, bajo condiciones totalmente insalubres. Ya que no había lugar decente donde hospedarse. Bajo esas condiciones llega al mundo, Quien habría de salvarlo…increíble. Suponemos que los animales no estaban en el establo para esa época del año…gracias a Dios.
Parece ser una forma de actuar por parte del Señor, cuando las multitudes no lo esperan, Él llega. Cuando la gente está ocupada en sus afanes (luchas, temores, dolores o triunfos) Él llega. A pesar que Su llegada fue anunciada por muchos, años antes, las distracciones y los descuidos en que vivimos, nos hacen apartar la mirada de las cosas eternas de Dios.

Que les parece amados amigos y hermanos, que justo en este momento, hay muchos o más bien, muchísimos en medio de esta situación que no esperan que el Dios de los cielos, salga a su encuentro. Ustedes y yo, somos los medios que el Señor puede usar para tocar sus vidas, compartiendo el mensaje de esperanza y promesas cumplidas de parte del Dios que les ama profundamente. Siempre para este tiempo recuerdo que la única razón por la que el Jesús nació, fue con el objeto de morir tres décadas después mostrando así el amor del Padre.

Que esta Navidad, haya un nuevo significado para usted y para mí. Una nueva esperanza para nuestras familias, amigos y conocidos. Nuevas fuerzas para seguir esperando Su venida y nuevos comienzos de amor y compromiso con Aquel que nos amó y salvó.
Bendiciones….

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.