La oración de Nehemías

Por: Vielka Sempris

Introducción.

Hoy encontramos en nuestras sociedades un bombardeo de información,  de igual manera en nuestras comunidades cristianas. La experiencia del Profeta Nehemías, su reacción ante la circunstancia adversa confrontada por su pueblo nos da un ejemplo a seguir, el cual es de vital importancia, no es solo recibir la información sino saber qué hacer con ella.

  1.  Antecedentes 

“Los muros de la ciudad de Jerusalén estaba en ruinas” 120 años habían trascurrido desde que los Caldeos  lo había derribado, la ciudad quedó expuesta a ataques y sucinta la burla de las naciones vecinas. Este es el panorama de desolación y ruina, cuando Dios despierta el corazón del rey Ciro, para la reconstrucción.  La reconstrucción  parecía algo imposible. 2  Crónicas 36: 17-23

2.  Nehemías de copero a líder de un proyecto asombroso. Nehemías 1: 1-11

  • Reconoce la grandeza de Dios, hace memoria de su carácter, no duda en enfocarse en los atributos de Dios,
  • Se presenta sin jactancia ni soberbia, reconoce su fragilidad.
  • Al estar delante de la majestad de Dios, no duda en humillarse y confesar los pecados del pueblo, involucrándose “Nosotros”.
  • Echa mano de las promesas dadas a su pueblo por Dios mismo, no invalida su palabra, antes bien las recuerdas, dando a entender que conocía, que Dios honraba su palabra.
  • Se muestra dispuesto a ser el que liderare este proyecto. Pide sabiduría y dirección
  1. Nehemías nos da un pantallazo de aspectos que necesitamos tomar en cuenta para emprender cualquier proyecto de vida.

Un Líder ve: Más allá de lo que otros ven.  Nehemías pudo ver realmente el problema a pesar de encontrarse a miles de kilómetros. (La necesidad real)

Más que lo que otros ven: El muro podía ser reconstruido, sabía que materiales necesitaba, el camino a seguir, pasaba por levantar los fondos para esto. Pidió al rey cartas y paso expedito.

Antes que otros vean: Se anticipó a la oposición de los enemigos que no querían ver los muros restaurados. Hizo planes teniendo esto en cuenta. Formuló estrategias para defender a la ciudad y mantener a la gente trabajando.

El pueblo necesito solo 52 días, para reedificar los muros, después de 120 años de ruina, pudieron hacerlo porque tenían a un líder que los guío hacia ello.

No permitas que tu vida sea estática, conviértete en una persona proactiva, que nos solo recibe y percibe las situaciones adversas, sino que pides dirección y sabiduría, para enfrentarte a ellas. (Un buen ejemplo el de Nehemías)

Hoy puede ser un buen comienzo, ora por ti mismo, que Dios te use en aquello que está derribado en tu vida, familia, iglesia etc.

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.