La cruz, fuente de toda gracia

La cruz, fuente de toda gracia

Ef.1.1-14

Introducción

La cruz debe ser el centro de nuestra vida hoy

La posición del creyente en Cristo. Dentro de todo el plan divino, la iglesia de Jesucristo representa el producto final de hacer un solo pueblo conformado tanto por judíos como por gentiles, Ro.9.23-26. En la visión de Ap.7.9 donde, delante del trono de Dios, habrá millares y millares de gentes adorando al Cordero, se puede observar el cumplimiento del deseo de Dios.

Todos aquellos que estaremos presentes y seremos parte de esta gloriosa escena, tenemos algunos elementos en común: escogidos, santos y sin mancha, adoptados, aceptados, perdonados, predestinados y sellados. Todo por la gracia de Dios y nada por méritos o esfuerzos propios. A estos elementos Pablo le llama bendiciones espirituales ¿cómo lo llamaría ud? Recodemos que Jesucristo, entró al tabernáculo celestial llevando Su propia sangre con el fin de reconciliarnos con Dios, porque ya sea por herencia y por escogencia propia, hemos pecado contra Él y no podemos disfrutar de la gloria de Dios. Esta gloria de Dios, no es otra cosa que Su excelente amor, sabiduría y poder manifestados por medio de Jesús.

¿La pregunta que surge es por qué lo hizo? El vs.6 nos responde, para la alabanza de la gloria de Su gracia. Dios nos ha bendecido con santidad con el fin de que podamos entender nuestro estado adquirido por la salvación de Jesús y no de un simple título religioso. Algunos encuentran tropiezo con la expresión “habiéndonos predestinado”. Ya que sugieren que Dios escogió a unos y a otros no, esto es no conocer que Dios no hace acepción de personas Ro.2.11. La expresión afirma más bien la existencia de un plan y un propósito divinos garantizados para todos los redimidos; ya que Dios no desea la muerte del impío, Ez.33.11, por esa razón, nos urge predicar el evangelio y hacer discípulos en todas las naciones Mt.28.18-20. Continúa afirmando que somos hijos adoptados y no bastardos. Los hijos biológicos simplemente se conciben y se tienen, los hijos adoptados uno los escoge; Dios a nosotros nos ha escogidos. Además hemos sido perdonados o más bien, redimidos: liberación de la esclavitud o de la prisión, despedida, enviar lejos y perdón, con la cualidad adicional de cancelar todo juicio, castigo, obligación o deuda. El mismo Pablo ilustra mejor el significado de la expresión en Col.2.13-15. Dios por medio de la cruz de Jesucristo, despojó a los principados y a las potestades de su dominio y autoridad sobre el pueblo redimido que reconoce a Cristo como su Señor. El hecho que los haya exhibido públicamente confirma que no han sido aniquilados, sino que se le ha puesto un freno a su autoridad, es por ello que debemos estar atentos a sus maquinaciones y no dejarnos engañar. ¡Recurrir siempre a la victoria de la cruz cuando veamos sus amenazas!

Otras bendiciones por Su gracia. Recordemos que el punto central de todo lo dicho, hasta el momento, se debe al sacrificio de Jesús al derramar Su sangre por aquellos que creen en Él. A todo lo anterior, agreguemos que nos ha hecho sobreabundar en toda sabiduría e inteligencia, nos ha permitido conocer su voluntad, que ahora es revelada en Jesucristo, porque reunirá todas las cosas en Él; por favor notemos la extensión de Su señorío: las cosas en los cielos, como las que están en la tierra. Somos ahora herederos suyos y coherederos con Jesús Ro.8.17. Por tal razón, hemos sido sellados con el Espíritu Santo de la promesa. Entonces como parte de nuestra herencia, debo entender el ser lleno con Su Santo Espíritu y poder ejercer los dones que ha preparado solamente para los miembros de Su iglesia. La razón de todo este derroche de bendiciones es con el fin que seamos para alabanza de su gloria Ef.1.12

Conclusión. ¿Estamos conscientes de nuestra posición en Cristo?

 

Los comentarios están cerrados.