El Poder del Matrimonio

El matrimonio es una relación de pacto/alianza decretada por Dios, creada para equiparnos y bendecirnos – y cuando honramos ese vínculo y pacto, el matrimonio se vuelve algo muy poderoso.

Si estás casado, ¿quieres fortalecer tu matrimonio? O, quizá, aún no has encontrado a la persona correcta, pero ¿ya miras con miedo al matrimonio por su alto índice de fracaso?

Edificar un matrimonio fuerte es una decisión diaria. Decide arreglar los desacuerdos con rapidez y hablar palabras de vida entre ustedes – no se destruyan entre ustedes con malas palabras.

Uno de los ingredientes principales para un matrimonio increíble es unidad y acuerdo. Las tres áreas claves son estar unidos en amor por el otro, amor por Dios y amor por Su Casa, la Iglesia.

Si estás casado, detente un momento para pensar en cosas prácticas que puedes hacer para fortalecer su relación. ¿Hay algún área en desacuerdo entre ustedes? Toma la decisión de sentarse y hablarlo juntos calmadamente como un equipo unido, no como oponentes.

Si estás pensando en casarte algún día, comprométete a edificar en ti el carácter de Dios y pídele a Él que te ayude a escoger a tu compañero(a) de vida.

Con la costilla que sacó del hombre, Dios el Señor hizo una mujer, y se la llevó al hombre. Entonces Adán dijo: Ésta es ahora carne de mi carne y hueso de mis huesos; será llamada «mujer», porque fue sacada del hombre. Por eso el hombre dejará a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán un solo ser.
Génesis 2, 22-24

 

 

 

 

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.