DECIDÍ VIVIR PARA JESUS

 

Por Vielka Sempris 

El aceptar a Jesús como nuestro salvador, es una de las decisiones más importantes de la vida. Pero no podemos quedarnos acariciando esta verdad, se hace necesario un compromiso que implica un acto de la voluntad que evidencia el deseo de vivir, para Cristo y obedecerle.

Hemos sido llamados a ser de Cristo.

Romanos 1

1:5 y por quien recibimos la gracia y el apostolado, para la obediencia a la fe en todas las naciones por amor de su nombre; 
1:6 entre las cuales estáis también vosotros, llamados a ser de Jesucristo; 

Por lo tanto, no cabe duda de que su voluntad es que vivamos, por El y para El. Las palabras del apóstol Pablo en su experiencia personal “Ya no yo, sino Cristo en mi” nos reafirman en este aspecto.

La decisión de vivir, para Cristo requiere tener sus mandatos y obedecerlos

Juan 14

14:23 Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada con él. 
14:24 El que no me ama, no guarda mis palabras; y la palabra que habéis oído no es mía, sino del Padre que me envió. 

Todo lo que Él ha hecho por nosotros, darnos su justicia, separarnos para sí, darnos de su Espíritu Santo, proporcionarnos sus promesas entre otros. Es un indicativo de que estamos seguros y que por lo tanto es digno de toda nuestra confianza, obedecerle se debe convertir en un placer.

Lo Más interesante de todo esto es que Jesús mismo está interesado en ayudarnos a cumplir esta decisión de vivir, para El.

Colosenses 1

1:28 a quien anunciamos, amonestando a todo hombre, y enseñando a todo hombre en toda sabiduría, a fin de presentar perfecto en Cristo Jesús a todo hombre; 
1:29 para lo cual también trabajo, luchando según la potencia de él, la cual actúa poderosamente en mí.

Su fuerza, está a nuestra disposición, cada día de nuestras vidas, no para situaciones especiales, sino para un estilo de vida de poder y victoria, no hay nada más emocionante.

Como vivo para Jesús, no callo el evangelio debe ser compartido a todo el mundo a  toda criatura, no hay hombre o mujer completo sin Jesucristo, lo mejor que puedo hacer por otros es llevarles el evangelio, llevarles a conocer personalmente a Jesús, ya sea con algún método disponible, con mi propio testimonio como una herramienta evangelistica  incuestionable, en último de los casos, todo aquello que me ayude a ser eficaz en darlo a conocer.

Esto es solo un pequeño panorama, el vivir, para Cristo comprende crecimiento espiritual, estamos en este proceso a lo largo de toda nuestra vida aquí en la tierra, así que sigamos  adelante con la convicción de que hemos escogido lo mejor.

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.