DIOS INAUGURA SOBERANAMENTE EL NUEVO PACTO

José Calame, Pastor

Mateo 26:28

Introducción

Dios toma la iniciativa de pactar con el hombre.

El Escenario

 Jesús usó, como ya vimos, la ocasión de la cena pascual para inaugurar el Nuevo Pacto. El simbolismo de la cena pascual bajo el antiguo pacto, estaba a punto de ser plenamente satisfecho por medio de la crucifixión de Cristo. En ese momento histórico de la  eternidad, Jesús transformó el significado de los elementos de la cena pascual en los símbolos de un Nuevo Pacto. El pan sin levadura, representa ahora su cuerpo, el cual será entregado y la copa de bendición (la tercera) Su sangre, la cual sería derramada para el perdón de los pecados. Los santos requisitos de Dios y del antiguo pacto estaban a punto de ser satisfechos para siempre. Una nueva y viviente manera de entrar en la presencia y la provisión de Dios estaba siendo preparada a través de Cristo, el Cordero de Dios. Se establecía un nuevo y eterno vínculo por medio de la sangre y muerte de Cristo Jesús, inaugurando soberanamente el nuevo y definitivo pacto.

Dios presentó a Jesús como el sacrificio para expiación o reconciliación con la humanidad, la cual estaba separada de Dios. La comunión con un Dios santo era posible, únicamente por medio de la expiación de los pecados, los cuales separaban de Dios y de las promesas del pacto; es la sangre derramada de Cristo lo que finalmente satisfizo los requerimientos de la justicia de Dios. Necesitamos entender que el juicio de Dios cayó en forma completa sobre Jesucristo, el sacrificio inmaculado borra los pecados pasados y presentes. Es por medio de la fe en la sangre de Cristo, que la humanidad es justificada a los ojos de Dios; la sangre de Cristo, entonces, viene a ser el vínculo que une al pueblo a Dios y que le da derecho a las provisiones del pacto de Dios. La sangre de Cristo es para siempre  el único medio de una relación correcta con el Dios santo.

Entendiendo Mejor Propiciación:

Quiere decir apaciguamiento de la ira divina por medio de una ofrenda de sacrificio (Ro.3:25). Algunos niegan que la Biblia contenga esta idea, porque no creen que un Dios de amor pueda convertir a sus criaturas en objeto de Su ira. Pero la idea está claramente expresada en la palabra griega traducida como “propiciación”, que ofrece la única solución ante la condena divina del pecado, tal cual lo explica Pablo en Romanos 1:18 Romanos 3:20. En el corazón del evangelio yace la idea de que, si Cristo no hubiese tomado sobre sí la ira de Dios que la humanidad merecía, ella todavía pendería sobre nosotros (Ro.2:5,8; 5:9; 9:22; Ef.5:6; Ap.6:16-17). El concepto de propiciación está también vívidamente descrito en Isaías 53:4,5,10,11. La sangre derramada de Cristo, es una clara evidencia de que entregó Su vida por nosotros. Dios no había castigado todos los pecados pasados (tiempos del Antiguo Testamento); por lo tanto, aparecía como alguien injusto, en razón de que  había pecado sin que se hubiese pagado la pena correspondiente, pero cuando Jesucristo murió, pagó incluso por los pecados pasados que Dios había perdonado, mostrando así que la justicia divina nunca perdona el pecado sin satisfacción completa de la pena.

La epístola a los Hebreos, contrasta los pactos de Dios a través de Moisés y Cristo; el primero, habilitó los sacrificios de animales que trajeron alivio temporal a la culpa del hombre y ofrecieron lecciones sobre la justicia de Dios; tenían que repetirse anualmente  en el tabernáculo, símbolo del altar eterno. Jesucristo entró en la historia como un sacerdote eterno para ofrecer un sacrificio eterno por el pecado. Su sangre proveyó de un sacrificio y de un vínculo permanente entre Dios y los seres humanos; fue derramada ante el verdadero altar de Dios en el cielo (He.9:11-15). En este lugar obtuvo redención para el pecado de todos aquellos que le reciban como Su Señor y Salvador. El inmutable vínculo establecido a través del nuevo pacto en la sangre de Cristo, es el cumplimiento definitivo de la promesa del Dios justo y a la vez misericordioso.

Conclusión.

¿Seremos fieles al pacto con Dios?

 

Publicar un comentario

You must be logged in to post a comment.